Diferentes tipos de respiraciones en el canto

Cuando empezamos a aprender a cantar solemos respirar un poco en plan "sálvese quien pueda". No es cuestión de que no sepamos, llevamos respirando desde que nacemos, es simplemente porque no sabemos cuál es la mejor respiración para el canto ni cuál es la que estamos haciendo nosotros. Por eso nos asfixiamos, no podemos terminar una frase o tenemos que respirar siempre antes de un agudo. Te voy a contar cuáles son las respiraciones más comunes que emplean los cantantes, unas mucho mejores que otras. 

 Respiración clavicular. 

El nº 1 del Top 10 de las respiraciones malas. Lo peor de lo peor. Ésta es la respiración más usada cuando no se sabe respirar. Coges aire sin pensar, en una bocanada rápida llenado la zona de la clavícula haciendo que tus hombros suban. Sólo llenas la parte de arriba de tus pulmones en, aproximadamente, un 25% de su capacidad.

Eso crea un tensión que ni te imaginas. El diafragma se bloquea, la garganta se estrecha y la laringe normalmente se sube debido a la contracción de sus músculos suspensores. Con ella notarás mucha tensión en el cuello y la mandíbula. Es una respiración pobre y superficial.

Un sonido saludable no tiene forma de pasar por ahí. ¿Serías capaz de hacerte un maratón respirando al 30 % con medio pulmón? Pues tampoco puedes cantar así.

respiracion clavicularpng

 Respiración intercostal. 

Nos vamos acercando al objetivo. Se dilata el tórax y se ensanchan las costillas con la ayuda de los músculos intercostales. Es un tipo de respiración torácica intermedia. 

El diafragma desciende de modo parcial, no completo, puesto que sólo te centras en la expansión del tórax. Es el tipo de respiración que hacemos cuando inspiramos profundamente o bostezamos.

Aquí aumentamos la cantidad de aire, pero sigue sin ser la respiración ideal para el canto.
respiracion intercostalpng

 Respiración abdominal. 

Se basa en el movimiento del diafragma, un músculo grande y delgado situado debajo de los pulmones que al contraerse empuja las vísceras abdominales hacia abajo permitiendo que los pulmones se llenen de aire. 

El diafragma desciende con la inspiración y asciende recuperando su forma original con la espiración. Sentirás que el abdomen se hincha cuando la practiques. 

Este tipo de respiración se usa para relajar el cuerpo, favorece el transito intestinal y el flujo sanguíneo, pero tampoco es la mejor para cantar.respiracion abdominalpng

 Respiración costo-abdominal. 

¡Bingo! La más adecuada para un control consciente y voluntario durante el canto. Implica la acción conjunta de la respiración intercostal y la respiración abdominal.

Puedes usarla como ejercicio de relajación cuando tengas ansiedad puesto que aporta una gran oxigenación al cuerpo.

Los pulmones y el tórax se expanden completamente sumándole un descenso máximo del diafragma, el cual empuja las vísceras abdominales hacia abajo creando un espacio para aprovechar la mayor cantidad de aire que nuestro cuerpo pueda coger sin tensión.

Ésta es la respiración que trabajamos durante nuestras clases.respiracion costo-abdominalpng

Al principio cuesta ser consciente de todas las partes que entran en funcionamiento al respirar, pero no te preocupes, lo primero céntrate en expandir tus costillas, porque eso hace que el resto de tu musculatura actúe de forma automática.

Si tu tórax está expandido, tu diafragma descenderá como un acto reflejo. Mantén el abdomen relajado para que él mismo se coloque de forma orgánica, no lo aprietes ni tenses tus hombros o tu cuello. Para mecanizar la respiración correctamente debes entrenarla siempre de forma relajada.

Eso es todo por ahora, nos vemos en Tus Clases de Canto!. ;)